jose-antonio-ramos

José Antonio Ramos

Director y Piano

(Madrid, 1974) comienza sus estudios de solfeo y piano a la edad de cuatro años recibiendo clases del profesor Ceferino Ríos. Pero fue años más tarde, mientras escuchaba la ‘Fantasie Impromptu Op. 66’ de F. Chopin [escuchar] en uno de los numerosos discos de música clásica que había en su casa (su padre también estudiaba piano) cuando decidió que quería hacer del piano y de la música parte esencial de su vida.

Tras superar la prueba de acceso al antiguo Conservatorio de Música de Getafe (ya por aquel entonces comenzaban a escasear las plazas) continuó sus estudios de la mano de, entre otros muchos, Carmen Gasco en solfeo y Carolina Gangutia en piano, obteniendo los títulos de –Profesor de Solfeo, Teoría de la Música, Transposición y Acompañamiento– y –Profesor de Piano

Podría enumerar otros momentos, capítulos, cursos, profesores, metas, ilusiones, como cuando accedió a la especialidad de Pedagogía Musical en el R.C.S.M.M. pero sería extenderse sin necesidad ya que lo esencial en su trayectoria se encuentra en lo que aquí se narra.

Si importante para él fue el día en que decidió dedicarse a la Música no lo fue menos aquel otro en que, en abril de 1995, tomó una decisión y un camino que no tendría marcha atrás y del que se siente no sólo satisfecho, orgulloso, feliz… sino PLENO: comenzó un proyecto al que llamó –Estudio de Música– con únicamente dos alumnas pero con fuerza e ilusión suficientes como para que a día de hoy hayan pasado por El Atril-Estudio de Música más de 1000 alumnos y haber logrado formar junto a sus compañeros y compañeras un grupo humano y profesional como hay pocos.

En octubre de 2008 lleva a cabo otro proyecto: crear una Escuela de Música en la localidad de donde proceden sus abuelos paternos y donde ha establecido su residencia: Recas (Toledo). En noviembre de 2013 recibe el encargo del Ayuntamiento de Villaluenga de la Sagra de crear la Escuela de Música de la localidad.

Actualmente, con el apoyo de su mujer y profesora Marta Pastor, imparte clases, dirige los proyectos y juntos esperan conseguir transmitir esta misma ilusión por la Música a Jimena y Julieta, sus Princesas, sus hijas.